Puerta primera

Vengo de un lugar espigado en tributo de sangre.   Esta realidad me estructura el pensamiento de manera diferente. Puedo sentir la agonía del crepúsculo, manantial de sombras.   No pasará, ni sangre ni espuma, ni esquirlas de muerte en esta puerta de mitológica oscuridad.    

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: