No sé

Para mí, Marissa, por la desgracia de conocerte. Amanezco aferrado a la nostalgia, no te siento. Soy un imprevisto inmutable. En la calle, en las cosas, en los árboles, eres un eco de viento perturbado en la penumbra de tu acento. Camino fluyendo a los minutos silenciosos de tu imagen tranquila, ingrávida. Aire quieto, amargo,... Leer más →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: